Santuario de Nuestra Señora del Viso

Mallecin › Salas › Asturias

[EuroWeb Media]

Ruta GPS

Teléfonos: Oficina de turismo

985 830 988985 830 004

 

Datos básicos

Clasificación: Patrimonio cultural

Clase: Patrimonio religioso

Tipo: Santuarios

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Salas

Parroquia: Salas

Entidad: Mallecin

Comarca: Comarca Vaqueira

Zona: Occidente de Asturias

Situación: Montaña de Asturias

Dirección: Sierra del Viso

Código postal: 33860

Cómo llegar: Santuario de Nuestra Señora del Viso

Dirección digital: 8CMMCP3X+HC

E-mail: Oficina de turismo

E-mail: Ayuntamiento de Salas

Sobre Salas: Puerta de Occidente y Ruta Jacobea, su capital es una de las villas medievales mejor conservadas de Asturias y que endulza a los visitantes con los famosos ‘Carajitos del Profesor'. Sus fortalezas medievales, sus casas palaciegas y su arquitectura indiana. Así es Salas.

Tipo de turismo: carreras de montaña, cultural, descanso, espacios protegidos, gastronómico, lgtb, montaña y rural.

 

Santuario de Nuestra Señora del Viso

Nota: No disponemos de foto y mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

En el santuario de Nuestra Señora del Viso —patrona del concejo o municipio asturiano de Salas— y su entorno se celebra cada 15 de agosto la vistosa, concurrida y animada romería del Viso.

Este santuario se halla situado cerca de la cima de la montaña del mismo nombre a unos 600 metros de altitud, en términos de la parroquia de Salas, a 5 kilómetros de la villa y, aproximadamente, en el centro geográfico del concejo. Es un lugar de gran belleza natural, verdaderamente pintoresco, desde el que se divisa una amplia comarca y variados y magníficos paisajes, entre los que destacan el fértil y frondoso valle de Salas y pueblos limítrofes y una extensa cadena de montañas. Esta panorámica visual se acrecienta en la cima de la montaña, desde la que se llega a dar vista al mar en días claros. Delante del templo hay una amplia explanada, rodeada de arboleda, con un enorme paredón y varios robles centenarios.

El paraje y, en general, la montaña, responden perfectamente a la etimología de la palabra «viso», que significa altura o eminencia desde la que se descubre mucho terreno, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Efectivamente, según se acaba de indicar, la perspectiva panorámica que se abarca desde el lugar del santuario y desde la cima de la montaña es realmente maravillosa y eminentemente turística.

Según la leyenda, la Virgen se apareció a un pastor y le manifestó su deseo de que se edificase un templo en su honor en aquel lugar. Pero los vecinos de entonces acordaron, por razones de proximidad, levantarlo más abajo, en el campo de Folguerúa. Los materiales reunidos durante el día misteriosamente aparecían a la mañana siguiente en el lugar de la aparición. Ante este hecho, decidieron modificar sus planes y construir el templo en el lugar señalado por la Virgen, cumpliendo así sus deseos.

Parece ser que la primitiva imagen de la Virgen era de barro o piedra y de pequeño tamaño, por lo que más tarde fue sustituida por otra talla mayor de madera, habiéndose sucedido a través de los tiempos y por diversas causas cuatro imágenes por lo menos, incluida la actual. Una de ellas fue profanada y destruida durante la guerra civil. La actual es obra del escultor Manuel García Martínez, natural de Santa Eufemia.

Se desconoce la época de la fundación del santuario. «No hay memoria —dice el Libro de la Cofradía—, del principio de este santuario de Nuestra Señora del Viso». También indica que, según la tradición, fue levantado sobre la peña en que apareció la imagen. Parece que el edificio primitivo o, al menos, el que existía a finales del siglo XVI tenía poca solidez y el tejado de una sola agua o vertiente.

Por amenazar ruina, este templo fue totalmente reedificado en 1614, arrimándose el techo a la peña y haciéndose un portal y una pequeña explanada a la entrada con su correspondiente muro de contención. En 1620 se construyó la Casa de las Novenas, a la que se dotó de cocina dos años después.

En 1627 se hizo la amplia explanada actual que con su enorme paredón cubrió el muro antes citado. Se lee en el Libro de la Cofradía que «los vecinos de la feligresía de San Martín de Salas han allegado toda la piedra a cuestas así para el paredón como para llenar el hueco entre el otro paredón y éste y todos los que iban a trabajar llevaban la comida de sus propias casas», sin cobrar jornal alguno.

En 1707 se rellenó de nuevo con tierra la explanada y se plantaron varios robles «para la amenidad del santuario», algunos de los cuales todavía se conservan. Con este motivo aparecieron restos de telas y otros escombros más abajo del paredón, lo cual hizo sospechar la morada en aquel lugar de algún ermitaño en tiempos anteriores, dato que parece confirmar la existencia de una fuente cercana llamada del ermitaño, a la que también hace referencia el Libro de la Cofradía.

El santuario fue reconstruido de nuevo en 1708 por hallarse bastante deteriorado, debido principalmente a la humedad que penetraba por la roca y por el mismo tejado que estaba arrimado a la peña. Así consta en el Libro de la Cofradía: «... en el verano de 1708 se hizo de nuevo todo el cuerpo de la ermita, así de cantería como de carpintería, se hizo el altar del Santo Cristo, se hizo la tribuna con sus asientos, se fabricó de nuevo el portal que está delante de la puerta de la ermita. La madera para la obra fue toda de limosna...", y muchos devotos ayudaban a trabajar, especialmente de las parroquias de Salas y Ardesaldo. También se reparó la casa de las novenas. Al acarreo de materiales para estas obras, como piedra, arena, madera, agua, etc., acudían también «todos los que tenía bueyes de la feligresías comarcanas y todo fue de limosna». El agua la transportaban en pipas.

Este templo, muy seguro y de bellas proporciones dentro de su sencillez, fue destruido por un incendio en 1945, siendo una vez más levantado de nueva planta con las limosnas y aportaciones de los devotos de la Virgen del Viso, especialmente de los hijos de Salas y su concejo residentes dentro y fuera del mismo, incluso lejos de Asturias y de España.

El actual santuario, inaugurado el día 1 de julio de 1954, es obra de los arquitectos hermanos Somolinos, de Oviedo, y supera en amplitud y grandiosidad a todos los anteriores. Consta de una pequeña capilla y de un amplio pórtico al que dan luz varios arcos y está construido con materiales modernos resistentes al fuego, aunque no sean los más adecuados al marco natural que lo rodea. Pero se ha tenido más en cuenta la seguridad, la economía y también los procedimientos actuales de construcción.

Fuente: Cofradía de Nuestra Señora del Viso (Salas) – Ayuntamiento de Salas – www. eurowebmedia.es.

Turismo en la Comarca Vaqueira

Toma su nombre de los vaqueiros de alzada, grupo social con una cultura nómada, que ha dejado su impronta en una extensa comarca de cinco municipios, donde hay un poco de todo: costa e interior, y en el interior, montañas, sierras, valles, ríos, frondosos bosques…

Qué ver en la Comarca Vaqueira

  • Villa de Luarca, Cabo Busto y Braña de Aristébano.
  • Reserva Natural de Barayo y Hoces del Esva.
  • Villa de Cudillero y Cabo Vidío.
  • Villa de Salas y Cornellana.
  • Villa de Tineo, Tuña y Navelgas.
  • Pola de Allande y San Emiliano.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

MX99S37 2HPDY02 84A32MN UT772U2

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2022 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas